Marcha del 31 de mayo del 2004El TLC-CAFTA significa la ruina de Costa Rica y Centroamérica

www.Sepamosserlibres.org

 

El Poder Ejecutivo llevó a cabo "negociaciones" secretas a espaldas del pueblo a finales del 2003 para firmar junto con el resto de los países centroamericanos, el denominado "Tratado de Libre Comercio" con los Estados Unidos (TLC-CAFTA). Este tratado, lejos de representar una oportunidad para nuestra industria y agro, viene a ser el último clavo del ataúd neoliberal en el que vienen metiéndonos desde inicios de los años ochenta.

En estos momentos la inconstitucional candidatura e hipotética reelección presidencial de Oscar Arias Sánchez encarnan los esfuerzos desesperados de nuestra rancia oligarquía transnacionalizada para terminar de liquidar el país mediante el TLC-CAFTA y hacer el Gran Nego$io a costas del patrimonio de l@s costarricenses de hoy y mañana, en vista que Arias se ha convertido en el abanderado del TLC-CAFTA para el gobierno costarricense del periodo 2006-2010.

En todo caso, se espera que el TLC-CAFTA sea enviado a la Asamblea Legislativa para su discusión y aprobación relámpago utilizando las nuevas reformas al reglamento legislativo, de manera que el Tratado esté cocinado y Costa Rica servida en bandeja de plata para los gringos a más tardar en abril o mayo de este 2005.

Según el texto que firmaron los ministros de comercio de Centroamérica el 28 de mayo del 2004, nuestros países deberán competir "en igualdad de condiciones" contra la economía más poderosa del mundo. Es decir, Centroamérica, que produce en un año lo que los EEUU en ocho horas, tendrá que abrir sus mercados y permitir la venta de productos y servicios de las compañías transnacionales gringas con un trato igual al que se le da a los nacionales.

  • Lo que no nos dicen es que los agricultores de los EEUU cuentan con subsidios archimillonarios (más de 300 mil millones de dólares anuales) mientras que nuestros campesinos llevan más de veinte años de estar abandonados a su suerte.
  • No nos dicen que las compañías farmacéuticas, biológicas (semillas) extenderán el monopolio de sus patentes por hasta veinte años y podrán patentar seres vivos, con lo que afectarán seriamente a nuestro servicio de salud, a los agricultores, y a las compañías nacionales.
  • No nos dicen que el TLC incluye la "flexibilización laboral", o sea, que las conquistas de los trabajadores como la jornada de ocho horas, las horas extras, el aguinaldo, las vacaciones, el seguro obligatorio y la pensión serán cosa del pasado.
  • No nos dicen que los servicios que proporciona el Estado en Costa Rica como las telecomunicaciones, la energía y los seguros quedarán sujetos "a la ley del mercado", por lo que los costos se dispararán hacia el cielo, dejando a miles de personas sin acceso a luz, telefonía, y agua por no poder pagarlos.
  • No nos dicen que nuestros ríos, bosques, minerales y biodiversidad quedarán sometidas a la avaricia de las compañías transnacionales, que lucrarán con nuestro patrimonio privatizando y arrasando lo que es de tod@s nosotr@s (biopiratería).
  • No nos dicen que nuestros estados se verán obligados a aprobar todas las leyes que los EEUU quieran, no podrán cambiar ni una coma del famoso tratado, y en caso de disputas, serán resueltas por un "tribunal internacional", con lo que nuestra Constitución quedará vacía de contenido. Dejaremos de ser Estados soberanos para siempre, pues el tratado no tiene fecha de vencimiento.

 

Costarricenses y centroamerican@s:

No podemos permitir que el futuro nuestro y de las próximas generaciones sea vendido por la avaricia de unos cuantos mercaderes de la Patria. Así como en 1856 Centroamérica se unió en la lucha contra el filibustero William Walker, ahora nos amenaza el genocida George Walker Bush y su "gavilla de advenedizos" criollos. Lo que hagamos hoy decidirá el mañana. ¡Unid@s venceremos!

San José, febrero del 2005.

 

Bien, ¿y por dónde empezar?

 

- volver arriba -

Escudo de Costa Rica - InicioEscudo de Costa Rica - Inicio

 

Sin TLC o con TLC: ¿País soberano o colonia?