Pronunciamiento de la Comisión Nacional de Enlace (CNE) y el Movimiento Cívico anti TLC

16 de febrero del 2005


PRONUCIAMIENTO PUBLICO

EL MOVIMIENTO SOCIAL Y POPULAR LLAMA A REFORZAR
E INTENSIFICAR LA LUCHA CONTRA EL TLC

Este año inicia con la desesperación de los sectores más radicales del neoliberalismo que, ante los golpes sufridos por las denuncias de corrupción y la salida de puestos claves de Gobierno de sus principales líderes e ideólogos, están recurriendo cada vez con mayor desparpajo a la mentira y al chantaje para que se apruebe el TLC.

Realizan conferencias de prensa anunciando el despido de trabajadores(as), el cierre de empresas e industrias, e incluso se han dejado decir que casi vamos a la quiebra de la economía nacional por no aprobar ya el TLC. Tantas son las mentiras, que el Ministro de Trabajo, ha tenido que salir a la prensa a desmentir dichos anuncios y a pedirle calma a los señores de la Unión de Cámaras (UCCAEP).

Pero frente a esta desesperación de los neoliberales, el movimiento social y popular costarricense se fortalece y consolida su unidad interna. Hoy queremos anunciar, que las principales redes, movimientos y espacios existentes de las organizaciones sociales, hemos reconfirmado que la Comisión Nacional de Enlace contra el TLC (CNE) es el espacio donde nos pondremos de acuerdo en la coordinación de acciones en la lucha nacional contra el TLC. Desde esta coordinación organizaciones estudiantiles, de mujeres, ecologistas, sindicales, comunales, ecuménicas, de agricultores, de transportistas, de taxistas, cívicas, Ongs, etc; definiremos las acciones nacionales para enfrentar el tratado y defender la patria.

A lo largo de los dos últimos años hemos publicado a través de libros, folletos, artículos y otros medios, las razones por las que nos oponemos al TLC. Queremos ahora resumir y presentar nuevamente algunas de dichas razones para el rechazo del tratado:

- Fue negociado en forma antidemocrática, con documentos secretos, sin consulta real a los sectores productivos y sociales. Una negociación secuestrada por los anteriores directores(as) del COMEX con el aval y apoyo de Casa Presidencial y la cúpula del sector empresarial tradicional.

- Porque los Estados Unidos no van a firmar un tratado, como nosotros sí lo haremos bajo la Convención de Viena, sino un acuerdo o "agreement" que dejará intacta toda su nefasta legislación proteccionista, al estar bajo sus leyes federales; mientras que para Costa Rica será una ley suprema o segunda constitución política, que eliminará de cuajo todas las leyes que se le opongan dejándonos en completa asimetría e indefensión jurídica. A futuro no habrá forma de modificar el tratado por voluntad o iniciativa de ley propia, si los gobiernos de Centroamérica, República Dominicana y los propios Estados Unidos no lo aceptan.

- Porque promueve el desmantelamiento de nuestra institucionalidad pública, al exigir la apertura a transnacionales estadounidenses de las compras y los servicios estatales de telecomunicaciones y seguros, entre otros, expuestos mediante el sistema de "lista negativa"; lo cuál tenderá a encarecer estos servicios, tal y como ha sido la experiencia en el resto de América Latina.

- Porque promueve el desmantelamiento a mediano plazo de nuestro sistema de seguridad social, al obligar a la Caja Costarricense del Seguro Social a la compra de medicamentos patentados, todo ello señalado en el capítulo sobre propiedad intelectual, reforzando la tendencia a la privatización de los servicios de salud, abriéndolos a los monopolios trasnacionales de la industria farmacéutica y amenazando los sistemas de seguridad social, entre otros.

- Porque va a impactar negativamente a nuestros pequeños y medianos productores de carnes y lácteos, de granos básicos, de hortalizas y vegetales al eliminar los aranceles a la importación de dichos productos; ya que no van a poder competir frente a productores como los estadounidenses que tienen millones de dólares en subsidios y otros apoyos para su producción, lo cuál les permite colocarla a precios más bajos.

- Porque va a impactar decisivamente en la estructura fiscal de nuestro país, al dejar de percibir los recursos que pagan la importación de una gran cantidad de productos, que a partir de la entrada en vigencia del TLC dejarán de hacerlo, con lo cuál se aumentarán los impuestos de consumo o ventas que pesan más sobre los bolsillos de los más pobres.

- Porque el tratado reduce o no contempla siquiera en su capítulo laboral, los derechos laborales existentes y promueve la flexibilidad laboral.

- Porque el tratado abre un portillo para la entrega de nuestra biodiversidad a partir de las concesiones que brinda en el capítulo de propiedad intelectual e inversiones.

- Porque obliga a brindarle a las empresas extranjeras un trato igual que a nuestra industria nacional, lo que provocará el cierre de una gran cantidad de pequeñas y medianas empresas.

- Porque permite que las transnacionales puedan demandar al Estado costarricense, sin que exista reciprocidad, y además dichas demandas no se resolverán bajo el marco jurídico costarricense, sino en tribunales privados y secretos de carácter internacional.

Por todo lo anterior y por otras razones que seguiremos exponiendo al país, llamamos al pueblo costarricense a defender la patria y enfrentar el intento de un pequeño grupo de empresarios, políticos y técnicos neoliberales, que quieren entregar la institucionalidad costarricense a través del TLC.

Exigimos al Presidente Abel Pacheco, que no envíe el tratado a la Asamblea Legislativa, porque no representa los intereses de los sectores medios y populares del país, sino simplemente los intereses de un pequeño grupo de millonarios empresarios/políticos y de 20 compañías exportadoras que monopolizan más de la mitad del comercio exterior del país de las cuáles solo una es de capital nacional.

Condenamos la actitud provocadora del Embajador de Costa Rica en los Estados Unidos Sr. Tomás Dueñas, quien ante el fracaso de su estrategia en la promoción de este TLC entreguista, osó traer al país a un representante legislativo estadounidense, con el innoble objetivo de realizar presiones políticas en la sede del Parlamento Costarricense; cuando de lo que se trata es de tomar una decisión totalmente soberana en este delicado tema, violentando así nuestra propia potestad como país independiente de definir nuestro destino.

Finalmente convocamos desde ya, a una gran Cumbre Social Nacional contra el TLC y por la Patria a celebrarse el próximo 14 de Abril, como un encuentro de unidad nacional de sectores sociales, populares, productivos, académicos, ecuménicos en defensa de nuestra institucionalidad social.

COMISION NACIONAL DE ENLACE (CNE) - MOVIMIENTO CÍVICO NACIONAL

San José, 16 de febrero del 2005

 

- volver arriba -

Escudo de Costa Rica - InicioEscudo de Costa Rica - Inicio

 

Sin TLC o con TLC: ¿País soberano o colonia?